Lo que PIENSO lo TENGO

Cuando fui consciente de la importancia de los pensamientos comencé a decidir mejor. La clave está en «no marear»

By Pablo Navarro

Recuerdo que allá por el 2001 viviendo en Buenos Aires y bajo una situación  bastante caótica, yo pasaba uno de los veranos más importantes de mi vida. Durante esos meses instalaría en mis pensamientos un deseo muy fuerte de progresar. Claro que no era yo conciente de ello pero hoy me doy cuenta que marcaría mi vida para siempre.

En Agosto del año 2002 estaba aterrizando en Madrid, España y 3 horas más tarde llegaba a Alicante. Fueron 5 años, hasta el 2007 lleno de experiencias increíbles. Al principio como todo cambio a mejor, la vida, tiene un gustito a nuevo que mola mucho pero durante el transcurso de los años y bajo la repetición de la misma rutina día tras día, me volví a acomodar en la queja, las justificaciones y la culpa. Volvió a aflorar mi antiguo yo. Ese que nunca se fue. Ese que viaja conmigo desde que tengo uso de razón. «El Coco» (la mente). Y el Coco juega malas pasadas cuando no lo controlas. El Coco te lleva a sitios nunca antes conocidos. A mi me llevo de un lado a otro sin sentido ninguno, me fue dando de ostias por todos lados. Me daba y me quitaba al segundo. Era una constante de incertidumbre. 

Hasta que llegó la bendita CRISIS inmobiliaria a España. Y digo bendita porque me saco, literalmente del letargo. Bueno, la crisis, y Myriam (la que ahora es mi mujer y madre de Valentina y Martín). Porque gracias a ellas (ambas) mi cabeza comenzó a entender desde la lógica y la consciencia, que algo estábamos haciendo mal. Muy mal. 

No podía ser que saliera de mi país con una fuerte crisis económica y que al cabo de 7 años después me encontrara en la misma situación. La historia era la misma solo que con protagonistas diferentes. Las mismas quejas, las mismas culpas y justificaciones. El mismo entorno social. 

Entonces mi cabeza cambió y con ella mi mundo, mi realidad. Y al final del túnel, la prosperidad y la abundancia se comenzaban a vislumbrar.

«si no sabes dónde vas, entonces, ya has llegado»

Uno de los libros que me han marcado desde el punto de vista de programas y patrones mentales fue «El Secreto» pero con el tiempo me di cuenta que necesitaba cambiar o reprogramarme más profundamente. Fue entonces cuando llegó, gracias a Cumlaude21, el libro del que te quiero hablar hoy.

«Los secretos de una mente millonaria» de T. Harv Eker

El autor hace mención a una fórmula bestial de pensamiento donde nacen todos tus resultados. Te animo a que le prestes atención. Dice:

Programas + Pens. + Em. + A= R

Nos está diciendo que los programas mentales que tenemos dentro generan nuestros pensamientos y que éstos provocan emociones y que entonces generarán acciones y provocarán nuestros resultados.

Dale una vuelta a todo lo que tienes ahora mismo en tu vida, en cualquier área y luego piensa en ésta fórmula.

Si encuentras algo que no te guste. Entonces ya sabes, hay que reprogramarse. Pero antes toca ser consciente de dónde provienen esos pensamientos y para eso el autor nos propone hacernos preguntas sobre varios aspectos:

Tenemos que ser capaces de identificar cómo fuimos infuidos y de qué manera. La primera influencia proviene de la Programación Verbal, qué oías con respecto al dinero, la riqueza y la gente rica en tu casa.

La segunda programación es la de Modelos de Referencia, quiénes eran tus padres y qué hábitos tenían con respecto al dinero, la gente rica y la riqueza.

La tercera influencia es la programación de los incidentes concretos donde prevalecen los sentimientos que tenían tus modelos de referencia en cuanto al dinero, la riqueza y la gente rica, incluso si has sufrido alguna decepción con respecto al dinero. 

Una vez que tienes todo escrito y bien identificado comienza la etapa de cambio del termostato interior. Estás funcionando a unos 15º y quieres 25º. Toca darle al click. Cómo? sencillo:

deberás instaurar nuevos archivos y programas mentales para lidiar con los obstáculos actuales y poder así, cambiar tus resultados y conseguir lo que realmente quieres.

Voy a dejarte un resumen de lo que yo hago y cómo trabajo éste primer archivo.

  1. CREAS TU VIDA O SIMPLEMENTE TE SUCEDE? Para crear Riqueza deberás estar al mando, de lo contrario viajarás como acompañante en el viaje de la prosperidad financiera de otra persona. 

Juegas a la Lotería? si tu principal estrategia para conseguir tu cambio financiero es dejarte la mitad de tu sueldo o más en éste juego; deberá cambiar el Patrón ya mismo. Tú eres el responsable a nivel financiero de lo que sucede en tu vida. Lo eres aunque no te des cuenta de ello.

La clave aquí esta en que sepas ubicarte del lado de ser RESPONSABLE o ser VÍCTIMA. Cómo saber en qué lado estás es sencillo. Te lo cuento. 

Tienes que saber que todo pasa por la Ley de la Intención. Si eres Víctima dirás cosas como: «pobre de mí» o » cuando yo era … no pasaban éstas cosas» o «siempre lo mismo, que mala suerte tengo yo para…» Si lo que quieres es ser el centro de Atención vas por el camino de la víctima. Cuáles son las características de ser Víctima?

a. CULPA. Yo siempre le eche la culpa a muchas cosas pero nunca puse el dedo acusador sobre mi. Hasta que entendí.

b. JUSTIFICACIONES. la típica, «El dinero no es tan importante tampoco». O sea que si yo le digo a mi madre o padre, a mi mejor amig@, a mi socio; que no son tan importantes para mí se quedarían a mi lado no?… Ni de coña. Lo mismo pasa con el dinero.

c. QUEJAS. ayyyy que malas son las quejas!! CUIDADO con las quejas!! si te enfocas en las quejas, sabes qué recibirás??

Ya sabes en qué lado estás? Bueno pues te dejo pensando…

Nos vemos en el próximo post.

 

Chauuuuu!!! y Gracias Totales!!

«Aquello en lo que te enfocas se expande»

Mejoremos el mundo comenzando por nosotros

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
google-site-verification: googlece85f1dbd80053d7.html